miércoles, 17 de marzo de 2010

Observas



Me observas, me miras sin descanso
bella amiga pálida radiante,
horadando a la noche hablante
son de grillos reverencia mediante,
alzo mis brazos y no te alcanzo
dulce luna bondad sin semejante,
luceros siempre en estado vibrante
loas Dios por belleza tan impactante.


Cierto momento el viaducto final
de pavimento y aceras doradas,
descenderá en el lapso terminal
en el último exhalo terrenal,
caminando por el espacio celestial
buscando personas siempre amadas,
ora luminosas por Dios transformadas.


Esencia que el eterno me prestó
en las constelaciones encontrará,
ahora entre estrellas hallará
aquellos, ya luces que siempre amó,
y al encuentro con ellas se situará
al lado feliz, infinito resplandor.

2 comentarios:

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

En mi poema hablaba de un lucero, son semejantes en el sentimiento, ahora te comprendo.

Un abrazo.

Maite

Ornella dijo...

"son de grillos reverencia mediante"!.. bien ahí.. al pié compañero!un infinito resplandor emanan tus letras.. cariños